Conocimiento, aprendizaje y proyección del pasado en la sociedad digital HAR2016-78147-P

Mejor web blog / personal 2019

Conocimiento, aprendizaje y proyección del pasado en la sociedad digital HAR2016-78147-P

Mejor web blog / personal 2019

Estrategia medieval en los videojuegos: el caso de “Real Warfare” de FX Interactive

Share on facebook

Por Rafael SÁEZ RODRÍGUEZ
(Univ. Murcia)
Taller WASD-Febrero 2015

En estos tiempos que corren se está viendo el auge de las nuevas tecnologías, y, con todo ello, la aparición de los videojuegos, que han revolucionado todo el marco social, convirtiéndose en uno de los puntos fundamentales del disfrute del tiempo libre de las personas.
En este sentido quería hablar de uno de tantos, el Real Warfare: Siglo XIII. Un juego de estrategia basado en la Edad Media y que es bastante fiable a la realidad histórica del combate. Este juego nos permite desde el principio del mismo, adentrarnos en la piel de un comandante frente a sus ejércitos que debe desenvolverse a través de la táctica medieval para llevar a sus ejércitos a la victoria. ¿Cómo se muestra esto? A través de varios aspectos del juego como son:

• El papel de los arqueros o ballesteros. Los arqueros son capaces de derribar a la infantería enemiga de una forma más eficaz que en juegos de otras sagas como son Total War o Age of empires. Tienen un papel fundamental en la merma de los ejércitos a los que nos enfrentamos y sus capacidades se ven mejoradas con aspectos como la posición, a ras de suelo o elevada, o la distancia, dependiendo de esta el disparo será más o menos preciso. Además de tener en cuenta la reserva de flechas, lo que le da mucho realismo respecto a los demás juegos.
• El papel de la infantería. Distinguiremos dos tropas esenciales, los lanceros y los espadachines, aunque también podemos ver soldados con hachas. Básicamente, son la estructura del ejército, mantienen la línea, protegen a los arqueros y preparan el ataque de la caballería. En el caso de los lanceros se añade la función de frenar a la caballería. Disponen de dos formaciones, abierta y cerrada, que será elegida dependiendo de su función defensiva u ofensiva.
• El papel de la caballería. Disponiendo de caballería ligera y pesada. La ligera se dedicará a atosigar a la infantería y la pesada es la que dará el golpe definitivo contra las líneas enemigas, liderando cargas por el flanco o por la retaguardia que tumben al ejército enemigo y lo hagan huir en desbandada. Además de poder ir a la caza de sus unidades a distancia.

Una vez vistos estos tres ejes esenciales podemos ver como el ejército se articula en la infantería, la caballería y las tropas a distancia, tal y como se producía en la edad Media. El comandante quería llevar a cabo un control de su ejército, y para esto dividía a las tropas en destacamentos según su clase. La infantería solía ir en el centro, siendo el eje que vertebraba el ejército. La caballería flanquearía a la infantería y llevaría a cabo cargas demoledoras que destruirían al enemigo, teniendo cuidado de no estrellarse contra los lanceros enemigos, que conocían formaciones para acabar con ésta muy fácilmente. Por último, los arqueros, cuya función es atosigar al enemigo y diezmarlo antes de que llegue al combate, cosa que podía llevar a cabo en una buena posición o a la distancia adecuada.
De esta manera, toda la táctica de la Edad Media queda reflejada en el juego de una manera simplificada, aunque con gran potencial, ya que una mala estrategia puede destrozar a tu ejército y, por tanto, tu partida, lo que se ve incluso en el tutorial (experiencia propia). Así pues, se lleva al jugador a pensarse la estrategia y a acercarse a las posiciones tácticas que se llevaban a cabo en la Edad Media. Así, se garantiza el disfrute del tiempo libre y un aprendizaje didáctico, sin llegar a ser aburrido por la excesiva didáctica, aunque esto depende mucho del gusto personal, ya que hay gente que prefiere géneros del estilo Assasins Creed o más acción online, como puede ser World of Tanks o Chivalry: Medieval Warfare.
Quizás se pueda criticar la falta de algún aspecto histórico en los videojuegos, pero no podemos rechazar su atractivo visual, siendo uno de los componentes que pueden marcar el futuro de la didáctica en todas las edades. Respecto a los errores, los hay, ¿Pero acaso no hay errores en la literatura histórica, el cine o los mismísimos manuales que quedan desfasados a lo largo de cierto tiempo?
Para conseguir una buena didáctica de la Historia y preservar el Patrimonio hay que conocer para entender, entender para interesar e interesar para proteger.

Fuentes:
Real Warfare: Siglo XIII.

Webgrafía:
http://www.rutasconhistoria.es/articulos/estrategia-militar-de-los-ejercitos-en-la-edad-media